Por supuesto que sí. Los videojuegos te tienen que gustar. Mejor dicho, los videojuegos tienen que ser tu pasión. Aunque como te imaginarás, no basta con eso. Encontrar el detalle de aquellas pantallas, jugadas y pequeños errores que pueda contener un videojuego no es tarea fácil, así que hay que contar con unas habilidades muy concretas y a ser posible, estar lo más preparado posible en cuanto a estudios. Si bien no existe una formación reglada específica, hay muchas carreras o grados que pueden ayudarnos a ser aptos, e incluso mejores, en esta curiosa profesión.
Asistente Virtual: Si eres organizado y puedes manejar tareas como responder correos y llevar una agenda, esta opción es para ti. Se trata de ofrecer tus servicios de asistente sin estar físicamente en una oficina. Generalmente las empresas online son las más abiertas a contratar colaboración virtual y la ventaja es que cada día son más. Lo único que necesitas para empezar, es un CV virtual para verte más profesional. Puedes crear tu propia página web con este tutorial.
×