Facebook, Twitter, Linkedin, Snapchat, Instagram, Google plus, Youtube… son las redes sociales más usadas. Unas sirven para compartir vídeos, otras para imágenes con filtros, algunas para temas profesionales y otras para ocio. Lo que está claro es que las redes sociales están a la orden del día y son un fenómeno que, a día de hoy, inundan nuestros smartphone y ordenadores con información sobre nosotros.
“Soy tutora online de Biología y Matemática inicial. Principalmente, me siento muy cómoda al dar clases por internet por diversas razones, dentro de las cuales está aquella de poder ayudar a estudiantes desde mi hogar, o desde donde pueda acceder a una computadora.Me resulta muy satisfactorio mantener activos los conocimientos que aprendí en la universidad y a cambio saber enseñarlos y recibir respuesta por ello. Es sumamente satisfactorio saber que la empresa siempre está al tanto de mis necesidades y cuestionamientos, siempre atentos y cumplidores. Estoy agradecida de estar ya hace varios años y que la cantidad de estudiantes no baja ni la calidad de la empresa. Pretendo seguir por el tiempo necesario y continuar en este proyecto de ayudar a chicos desde otro nivel de enseñanza; es siempre lindo saber que a veces uno ayudó a un estudiante desde tan lejos, y que mucha de esas veces uno es muy bien respondido.”
La productividad al trabajar desde casa es muy relativa, pues para rendir realmente debes hacer un esfuerzo para concentrarte, el problema es que en casa las distracciones están siempre a la orden del día: poner la ropa en la lavadora, atender a tu hijo que está llorando, cocinar el almuerzo, solucionar el problema con la filtración, etc. Si no se fijan horarios y se crean esquemas el resultado puede ser menor al esperado
Es importante que hagas una criba de tu material y conozcas “por donde van los tiros” en cuanto a gustos y tipos de fotos más demandas por parte de usuarios, empresas y agencias. Y es que no sólo se trata de subir fotos sin ton ni son, sino de formar un buen catálogo enfocado a lo que realmente tiene más posibilidades de tener éxito y por tanto de ser vendido. Te dejo las que, para mí (y para Google), son las temáticas más buscadas del momento.
Ser proactivo: ¿cuántas veces no tuviste una idea que pudo mejorar la forma de trabajar en tu empresa? ¿cuántas veces escucharon esas ideas? Seguro que pocas. Me pasaba igual. Tenía un entorno donde la creatividad no era respetada. Ahora, puedo innovar, idear nuevas formas de trabajar, ser proactivo. Trabajar por tu cuenta te ayuda a tener al mejor jefe del mundo: tú mismo.
Completa el perfil. LinkedIn se encargará de mostrarte aquellas secciones que te quedan por completar. Existen multitud de informaciones complementarias que puedes añadir al perfil que en un principio no sabrás cómo funcionan. Pero no tengas miedo: experimenta con los extractos, así como los enlaces y archivos que puedes añadir, aprovechando las plataformas como Dropbox o Google Drive para obtener enlaces de su archivos en la nube. Cualquier elemento que no te guste podrá modificarse o eliminarse. Por cierto, no olvides añadir tu cargo actual, porque es el elemento más visible por detrás del nombre y la foto.
Asistente Virtual: Si eres organizado y puedes manejar tareas como responder correos y llevar una agenda, esta opción es para ti. Se trata de ofrecer tus servicios de asistente sin estar físicamente en una oficina. Generalmente las empresas online son las más abiertas a contratar colaboración virtual y la ventaja es que cada día son más. Lo único que necesitas para empezar, es un CV virtual para verte más profesional. Puedes crear tu propia página web con este tutorial.
×