La principal limitación que tienen los centros educativos a la hora de obtener todo el rendimiento posible de las redes de área local es la falta de personal cualificado para las tareas de instalación, configuración y administración de sistemas, que exigen conocimientos muy específicos, por lo cual el pleno aprovechamiento de este recurso suele ser minoritario. Esta es también una de las razones de que los centros y los profesores prefieran los recursos disponibles en la Red, a menudo más intuitivos y fáciles de manejar, y para cuyo disfrute solo es necesaria una buena conexión a Internet.
Ayudar estudiantes en línea es una experiencia muy gratificante. Te ayuda a mejorar tus habilidades en el inglés y en la materia que enseñas. Puedes escoger tu propio horario y durante las horas más traficadas, los estudiantes llegan muy a menudo, lo cual te permite mejorar más rápido. El sistema de ayuda es muy valioso. Los mentores te tratan como un individuo, te felicitan y te dan sugerencias para seguir mejorando. Gran experiencia.
En España la formación como probador de videojuegos a nivel oficial está muy limitada. Una alternativa bastante utilizada para muchos interesados en esta profesión es la de realizar cursos online específicos, pero también suele incluirse como módulo o asignatura dentro de grados o postgrados con una mayor entidad, como por ejemplo el grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, el Máster en desarrollo de videojuegos de la Universidad Complutense de Madrid o la de Desarrollo de Videojuegos en la Europea de Madrid.

Las grandes compañías de videojuegos tienen sus departamentos de Servicio de Atención al Cliente y de ventas (Game Advisor), para los cuales necesitan de teleoperadores. Estos departamentos no tienen por qué encontrarse en España. En Irlanda por ejemplo tienen muchos Call Centers de este tipo. Aunque en el extranjero necesiten de hispanohablantes nativos, siempre es necesario también el inglés para la comunicación interna.


Trabajar como freelance, ya sea desde casa o desde una oficina, se ha convertido para muchos en una opción muy interesante desde el boom de internet. Son muchas las ventajas que esto supone, no sólo para el individuo en sí, sino para las empresas, que ven reducidos sus costes de operación, ya que no tienen que “pagar una silla” a una persona que puede trabajar desde casa. Esta opción, la de las ofertas de trabajo desde casa, o deja de ganar adeptos y son muchos los que la aprovechan para la búsqueda de empleo. Realmente es lo que viene a ser lo que siempre hemos llamado teletrabajo, aunque con la crisis y los anglicismos lo llamaos ofertas de trabajos freelance.
Las formas de hacer computación han evolucionado considerablemente y, hoy en día, existen numerosos paquetes de soluciones que permiten crear este tipo de software de utilidad. Pero muchas de nuestras necesidades en el mundo web son demasiado triviales y sencillas como para tener que aprender a programar, por lo que te mostramos como crearlas sin… Continuar leyendo »

Finalmente, y antes de dar paso a las plataformas con las que recomiendo para trabajar de forma remota, debo advertirte de la necesidad de un colchón financiero de emergencia. Es decir, lo relativo a 2 o 3 meses de trabajo en ahorros, de modo que si surge algún imprevisto (accidentes, salud, cualquier otra cosa) lo puedas solucionar sin extrañar tu empleo.


El buscador de Facebook. La gran cantidad de contenidos que se publican en esta gigantesca red social hacen imposible encontrar ofertas concretas destacadas. Lo mejor será que busques por grupos y para ello deberás acceder a la opción Ver más resultados (que encontrarás al final de la pestaña que se despliega tras introducir un término en el buscador). Introduce palabras relacionadas con tu profesión o con la búsqueda de trabajo y una vez hayas accedido al panel de búsqueda extendida, procura filtrar los resultados por grupos y también por páginas (para encontrar los portales de empleo).

Asistente Virtual: Si eres organizado y puedes manejar tareas como responder correos y llevar una agenda, esta opción es para ti. Se trata de ofrecer tus servicios de asistente sin estar físicamente en una oficina. Generalmente las empresas online son las más abiertas a contratar colaboración virtual y la ventaja es que cada día son más. Lo único que necesitas para empezar, es un CV virtual para verte más profesional. Puedes crear tu propia página web con este tutorial.
×