Hace 30 años, nadie podía pensar que de mayor sería probador de videojuegos, simplemente porque tal profesión no existía y los videojuegos acababan de nacer. Se trata de una industria relativamente nueva que, como tal, ha originado nuevos puestos de trabajo. En nuestro mundo cambiante, esto es algo muy habitual. Sucede también en otros casos: los coolhunters son amantes de la moda y de las novedades que consiguen que les paguen por salir a la calle a tomar fotografías y notas sobre las tendencias emergentes y minoritarias. ¿Quién hubiera imaginado tal oficio hace tan solo 10 años?

Aprende los conceptos básicos de informática. Busca una escuela de cómputo, si es necesario, y aprende cómo navegar por Internet. Aprende a manejarte en las redes sociales, y los principios del marketing en línea. Eso facilitará el desarrollo de tu negocio. Tal vez ni siquiera tendrás qué usar la computadora, pero es bueno que sepas manejar recibos, contratos, presupuestos, contabilidad para organizar y hacer producir tu negocio, incluso para que sepas cuándo hay que hacer giros en tu negocio.
Por su parte, Galvis3​ (citado en Caldeiro y otros: 122), propone un rol activo por parte del tutor con el fin de que sostenga y oriente los espacios de participación que se presentan en los entornos de aprendizaje mediados por las TIC, y que los objetivos puedan ser alcanzados tanto a nivel grupal como individual. En tanto, para comprender las TIC en educación, y por lo tanto, este nuevo contexto donde el tutor y el alumno se relacionan, Galvis (2007),9​ plantea cinco dimensiones a las que denominó mnemotécnicamente PIOLA, y que se refieren a la importancia de las TIC en el marco educativo. La P refiere a la productividad individual; I es la mediatización de la interacción con otros individuos o con grupos; O es la exploración conjetural de objetos de estudio; L el apoyo a labores educativas como la preparación de clases y pruebas; y la creación y administración de ambientes de aprendizajes; y finalmente la A para ampliar el acervo cultural, científico y tecnológico (Galvis, 2007: 5).
Si tienes un blog (si no lo tienes, tengo una guía perfecta para que puedas crear uno de éxito), , en más de una ocasión te habrás hecho preguntas como ¿Puedo ganar dinero con mi blog? ¿Cómo puedo generar ingresos extras si escribo sobre una temática concreta? ¿Interesará mi blog a las marcas, podré encontrar anunciantes? Y si es así, ¿dónde, ¿cómo y por cuánto? Si es esta tu situación, te presento varios servicios que ponen en contacto blogs con sponsors para que puedas rentabilizar tu bitácora.

Asistente Virtual: Si eres organizado y puedes manejar tareas como responder correos y llevar una agenda, esta opción es para ti. Se trata de ofrecer tus servicios de asistente sin estar físicamente en una oficina. Generalmente las empresas online son las más abiertas a contratar colaboración virtual y la ventaja es que cada día son más. Lo único que necesitas para empezar, es un CV virtual para verte más profesional. Puedes crear tu propia página web con este tutorial.

×